miércoles, 15 de marzo de 2017

Las cinco palabras más tortuosas: nota al título de Scott Pilgrim, volumen 1


Una de las paradojas típicas de la traducción literaria reside en que los títulos, siendo un elemento tan breve en comparación del resto de la obra, bien puede ser lo que más tiempo y esfuerzo requiera para traducir; "Scott Pilgrim's Precious Little Life" es un caso más en esta tradición.

Cuando se publicó, tal como lo esperaba, varios lectores se quejaron por la decisión de traducir el título como "Scott Pilgrim y las maravillas de su vida". No me apena admitir que yo tampoco quedé completamente satisfecho con la decisión que tomé, y sostengo que es una prerrogativa de los lectores valorar si una traducción les gusta o no. Lo que sí es necesario demarcar es la diferencia entre que algo no nos guste y que algo no funcione, en términos de traducción. Pretendo aclarar al menos cómo la elección de este título responde a las connotaciones del original, las cuales paso a explicar.

"Precious little" es una frase adjetiva que suele emplearse para acentuar el valor de algo que se vuelve más valioso por ser escaso. E.g. "John has precious little time to live because he has terminal cancer".

"Little" es un adjetivo cargado de muchísimas connotaciones que, según el contexto, en español expresamos mediante el diminutivo, pero también mediante otras palabras como: querido, breve, poco, etcétera. Hay contextos en que puede evocar a nociones de cerrazón, sobreprotección, confort y otras asociaciones, como en "In his little Muslim worldview, no Atheists are welcome" o la frase hecha "little things please little minds".

"Little life" es otro problema en sí mismo. Hay tantas formas en que esta construcción puede traducirse. Espero que resulte tan obvio para ustedes como para mí lo ridículo que sería acudir a opciones como "pequeña vida", "vidita", "vida escasa", "vida chiquita" y otras similares, ya que en este uso "little" no está describiendo en absoluto el tamaño de la vida. En español, podemos hablar de que alguien se da la "gran vida" y resulta por demás evidente que la vida de alguien no se mide en tamaño, sino que es una alusión a la calidad, el goce de esa vida. No tenemos una frase opuesta o antonímica que utilice un adjetivo de dimensión, ergo, lo ridículo de los ejemplos anteriores.

Para mí, "precious little life" hace alusión a lo "valiosa" de la vida de Scott por el momento que está cruzando en el inicio de la historia. Es un holgazán a quien su compañero de cuarto casi mantiene. Nadie le exige nada, no tiene nada que cumplir o lograr y, sin embargo, lleva una buena vida: tiene su banda de rock, sus amigos, su noviecita y nada lo despeina. Esta misma comodidad se vuelve un aura que lo rodea y lo protege de tener que madurar, responsabilizarse y valerse por sí mismo, lo cual viene siendo su pequeño "viaje del héroe" que recorre a través de seis volúmenes.

Consideré al menos una docena de opciones antes de elegir la que se fue a imprenta. Por otro lado, la solución que empleó De Bolsillo para su edición en España, "Scott Pilgrim: su vida y sus cosas", me pareció absolutamente insípida, átona y mediocre. Entonces, ¿por qué elegí la que finalmente quedó? Por intentar lo siguiente: contrastar lo grandilocuente de sustantivo "maravillas" con lo mediocre de la vida de Scott. También, espero que para alguien evoque la referencia a las renombradas siete maravillas del mundo, como paralelo a los siete exnovios exes malvados.

Dicho todo lo anterior, "Scott Pilgrim y las maravillas de su vida" puede no ser una gran solución de traducción, pero no fue para nada tomada a la ligera. Faltará ver las propuestas que hagan futuros traductores en futuras reediciones de esta obra.

1 comentario:

  1. Me parece que fue una decisión de traducción bien pensada. A pesar del tiempo que le dedicaste a llegar a esta solución, puede ser que no sea te satisfaga a ti o a los lectores, pero el trabajo detrás de la traducción es evidente. Buen análisis sobre lo que te llevo a elegir esta opción.

    ResponderEliminar