sábado, 23 de febrero de 2013

La batipiñata: Batman Tierra Uno.



Prufrock: ¡Santas mistranslations! Esta batitraducción está de la batipatada. No hay forma amable de presentar este texto, así que no intentaremos refugiarnos en eufemismos. La traducción mexicana de Batman: Earth One es un ejemplo muy representativo de todo lo que se hace mal en la traducción de cómics. Los errores, descuidos y valemadrismos son tan numerosos que no podemos abarcarlos todos. Basta decir que todos los tipos de fallas que se pueden cometer en una traducción están aquí bien representados, y en House of Ñ, su blog traducomiquero de confianza, se los pasamos al coste, peladito y en la boca.

Deróvilus: De verdad intentamos leer el trabajo de Arturo Gutiérrez Aldama buscándole aciertos y buenas soluciones pero no hay ni cómo ayudarle. En general es una mala traducción y nos gustaría pensar que es la única, que es excepcional dentro de la oferta editorial de Televisa. Pero como ustedes saben, queridos lectores, ya van varias, muchas veces que se ha señalado el problema. No se diga más...

¡Que pase el batidesgraciado!

miércoles, 13 de febrero de 2013

Irredeemable #1; ¡gracias!




Editado por Bruguera y ampliando las opciones en el mercado del cómic en México, llega Irredimible del escritor Mark Waid, indiscutible peso pesado cuya pluma ha escrito títulos como Kingdom Come, Superman: Birthright y The Flash, entre otros de DC; Daredevil, algunos números de Onslaught y muchos otros de Marvel, y una plétora de números y series para varias casas editoriales.

El veredicto de la Casa de Ñ es unánime: es una muy buena traducción. Azgard Contreras Estrada (a quien, interesantemente, se le da crédito por “Adaptación y Traducción”) se enfrentó a varios retos y los sorteó elegantemente. La lectura fluye sin mayor problema y sin esos brincos que no pocas veces encontramos en otros trabajos.

Tenemos pocas cosas que apuntar como negativas, pero tenemos muchas más que aplaudir y ese será el enfoque de esta entrada. ¿Por qué es buena traducción?

sábado, 9 de febrero de 2013

"Reading the original is always better": the translator's burden


Dear readers, be aware that on occasions the entries of House of Ñ, your trusty sidekick for all comicslation matters, will have a more personal tone to it. I do not mean to tell you about my personal troubles or about the latest girl that has friendzoned me, but I do intend to reflect upon my experiences as translator that I am by profession, by training, and above all by vocation. This is one of such entries.

jueves, 7 de febrero de 2013

"Es mejor leer el original": la carga del traductor.


Amables lectores, les aviso que ocasionalmente las entradas de House of Ñ, su blog traducomiquero de confianza, tendrán un corte más personal. No pretendo contarles de mis problemas personales o de la última chica que me haya friendzoneado (¿amigozonificó, zonadeamiguificado?), pero sí de mi vivencia como traductor que soy, tanto de profesión como de formación y, sobre todo, de vocación.

Con alguna frecuencia me encuentro con un comentario similar al que da título a esta entrada, en ocasiones manifestando una plena desconfianza a la disciplina de la traducción en sí. La ocasión más reciente fue en respuesta a la entrada de The Walking Dead. Como lector, debo admitir que muchas veces he evitado las traducciones, ya que por (de)formación profesional soy incapaz de apagar mi “sentido tradu-arácnido” y me la paso analizando en cada oración del texto qué decía, cómo lo decía y por qué el traductor tomó tal o cual decisión.

Por otro lado, como traductor, estoy convencido que leer el original no tiene por qué ser necesariamente mejor. En gran parte, este blog se origina en esa convicción. Creo y defiendo que los traductores podemos y debemos aportar traducciones que sean amenas de leer y que enriquezcan tanto al lector como a la obra; que extiendan puentes de comprensión entre lenguas y culturas; que sean, en breve, valiosas y – como escribió Derrida – relevantes.

Entre las muchas cosas que podría escribir sobre la labor del traductor, lo primero que quisiera compartirles es que traspasar un mensaje de una lengua a otra no tiene nada de automático. Cada texto trae consigo una gama de requisitos, necesidades y problemas que requieren análisis, comprensión y dedicación en diferente medida. Si ello no fuera suficiente, además el traductor necesita cierto temple para decidir en cada instancia solo una solución de traducción de entre muchas, muchas posibles. En ese sentido, la concepción de una traducción tiene algún paralelismo con el espermatozoide que le gana la carrera a millones de sus pares con tal de llegar a la meta y formar una nueva vida. Siguiendo la misma analogía, los traductores de mente más fecunda son los que enfrentarán en su cabeza más y más posibles soluciones antes de determinar a la ganadora.

No es una labor fácil. O al menos no lo es si se desea hacerla bien.




 
Tampoco es una labor que siempre sea bien recibida.



De la misma forma, un concepto que es difícil de adquirir si no se dedica uno a este relajo es que para cada texto no existe una traducción “correcta” unívoca, sino que pueden existir muchas traducciones adecuadas. Una traducción es adecuada cuando cumple las metas que se plantea, pero éstas son dependientes del lector que se tiene en mente, entre otros factores.

Admito, porque me consta, que si algo abunda en el mundo son traducciones malas, pero eso no significa que la traducción en sí tenga que ser una sombra del original, un remedo improvisado o una disculpa entre usuarios de lenguas diferentes. Los traductores de vocación, como su seguro servidor, buscamos compartir la riqueza del contenido que se creó en una lengua y traerla a otra. O moriremos en el intento.


lunes, 4 de febrero de 2013

The Walking Dead (YEAH!!!)


Deróvilus: Pues resulta que una editorial de nombre Kamite se aventó la puntada de ingresar al hasta ahora monopolizado mercado del cómic en México.  Su apuesta es hacia el cómic maduro, hacia las obras que tratan temas en formas que es difícil ver en el tradicional cómic de superhéroes.  Su primer tomo -elegante, bien editado- es ambicioso y ofrece algo nuevo y diferente (y a buen precio) al lector mexicano.

The Walking Dead, que en español lleva el título de Los Muertos Vivientes, es, a grandes rasgos, la historia de Rick Grimes, ex-oficial de policía, quien despierta luego de un coma a un mundo post-apocalíptico en el que los zombies andan por todos lados, acechando a los sobrevivientes de una epidemia que nadie sabe, nadie supo de dónde, ni por qué llegó a azotar al mundo y a la humanidad. La obra plantea preguntas como ¿qué pasaría con las personas en una situación extrema en la que la comida escasea, en donde el peligro es constante, y en donde los valores que alguna vez se tenían como sagrados se cuestionan en todo momento?

Prufrock: El tomo uno lleva el título Días pasados, y compila los primeros seis números de la serie, la cual ya pasa de los 100. The Walking Dead (que en adelante abreviaremos como TWD) es a mi parecer una obra bastante demandante, por la madurez - digámosle así - con que el lector debe enfrentar los temas y las circunstancias que viven los personajes, quienes a cada paso deben tomar graves decisiones.

Deróvilus: Peeero entremos en materia, ¿qué nos encontramos en cuanto a traducción en TWD?  Van primero los tropiezos, o para usar la conocida fórmula de tres:

Las feas

“No enfrente de los niños”


Prufrock: Este es posiblemente el peor momento de la traducción. Lo que en el original funciona como una discusión superflua y que marca rasgos muy característicos del personaje de Donna, en el español queda sin sentido, plano y sin consecuencia. Cuando Amy celebra su escape para no lavar la ropa, responde con un enfático "You are damn right", a lo que Donna responde en el siguiente panel "Not in front of the kids", censurándola por maldecir en frente de los niños. Este diálogo funciona para caracterizar a Donna porque claramente es una reacción exagerada por una simple palabra (considerando que los niños ahora deben estar acostumbrados a ver zombies), por lo que Amy, con mucha naturalidad y con típica rebeldía juvenil, le responde "Bite me".

En la traducción todo lo anterior se pierde cuando este diálogo pasa al español en la forma que se ve en la imagen. Si bien el "vete a volar" funciona, otras opciones serían más acordes al tono irreverente de Amy, como "deja de joder".

Deróvilus: ¡Tienes toda la maldita razón!, ese par de páneles quedan muy ligeros de contenido y no ayudan a caracterizar a Donna, quien es una mujer cristiana medio metiche e hipócrita.  Digo, más adelante ella misma le responde a Lori: “This is such bullshit.”, traducible como “Esto es una mamada”, o “Vaya pendejada.”, pero que quedó en “Esto es una estupidez.”, con un matiz más ligero del que me gustaría.  



Prufrock: No es que a fuerza cada mentada de madre tenga que traducirse por otra similar, pero en este caso Donna sale muy mal librada como personaje.

La pistola de mano



Deróvilus: Al leer este diálogo por primera vez lo primero que me vino a la mente fue: ¿hay pistolas que no sean de mano? En español nos referimos tradicionalmente a las armas de fuego cortas, que se apuntan y disparan con una mano (paráfrasis de la definición de la DRAE) como pistolas. Las más comunes son las escuadras, con cargador en la culata, o los revólveres, que usan un barril. Y si bien a veces las pistolas pueden tomarse con ambas manos, según hemos visto en películas o en videos de chicas que disparan armas, siguen siendo cortas, se pueden portar cerca del cuerpo para rápido acceso y su alcance es también corto.

En el original, Shane dice “side arm” para referirse a su pistola. “Side arm” puede usarse indistintamente para referirse a cualquier arma que pueda mantenerse al lado del cuerpo, pero sabemos que Shane habla de su pistola -una escuadra semi-automática- pues se refiere a ella en ese mismo globo luego de mencionar el rifle de Dale, “We just had Dale´s rifle and my side arm. Someone had to keep watch with the rifle at all times... and it’s hard as hell to hunt with a pistol ” (la cursiva es nuestra).

Prufrock: Ésta sí es una pifia de traducción. Aún cuando fuera necesario llenar con texto el espacio de los globos, usar “pistola de mano” no se justifica como uso adecuado en el español e introduce elementos redundantes para referirse a un objeto bien definido con una imagen cultural homogénea. Si la elección en particular fue para evitar la repetición de rifle y pistola, se pudieron haber buscando mejores soluciones. Quizá algo como “Sólo contábamos con el rifle de Dale y mi arma corta. Alguien tenía que hacer guardia a todas horas con el rifle... y vaya que es difícil cazar con una semi/escuadra/pistola..”

Las malas (o no del todo buenas)

::rustle rustle::
 

Deróvilus: Un momento no muy afortunado pero que parece no ser tan grave.  Un par de lectores de prueba a quienes les presentamos el panel no tuvieron problema en pensar que “Rustle Rustle” son palabras que sugieren que algo se mueve en la maleza y, aunque no es una palabra usada comúnmente en español a manera de onomatopeya, no interrumpió su lectura, no les hizo “ruido”.

Prufrock: A mí me parece un problema serio de traducción. En muchos otros lugares del cómic se ha demostrado que Kamite tuvo acceso a los archivos de imagen para editarlos, como en las gorras que dicen "policía" y los letreros en la carretera. Estoy consciente de lo difícil que puede ser la traducción de onomatopeyas, ya que el inglés es una lengua cuya fonética se presta mucho para este tipo de usos. En este caso "rustle" tiene la cualidad que, además de significar la acción y el sonido de hojas frotándose, "suena" como lo que representa y funciona de onomatopeya... en inglés.

En español se necesita otra solución. Ahora, si bien no hay una onomatopeya convencional para el ruido de hojas agitándose, una obra como The Walking Dead va a exigirle a sus traductores una constante pericia para solventar huecos como éste. Propondría, a falta de convención, una nueva onomatopeya que utilice alguna combinación de los sonidos /f/, /sh/ y /r/; la primera opción que se me ocurre sería "frush". Invito al lector a decirlo tres veces para comprobar si evoca alguna imagen acústica.  

Deróvilus: ::Frush Frush Frush::.. ¿la /sh/ como la ch sonorense? ¿Como en mashaca?  ::Frush Frush::  Pues más o menos. ¿Qué tal “frash”?  Una solución que se me ocurre podría haber sido el justo medio entre buscar un equivalente en español y dejar la onomatopeya en inglés, habría sido borrar las palabras. La página completa provee de suficiente contexto para que, llegando al último panel, el lector deduzca que hay algo que se anda moviendo en la maleza... Shane y Rick están cazando en el bosque, en el último pánel Shane hace la universalmente reconocible señal de “Silencio” y mira de forma sospechosa, ¿por qué no habría de deducirse que escuchó algo y hay que avanzar con precaución?  

Prufrock: Recuerdo que hay otros recursos para indicar un ruido, además de onomatopeyas. En fin, sería interesante saber qué les pareció el “rustle” a otros lectores. Quizá funciona bien y es nada más a mí que me suena mal.


Las buenas


Prufrock: Entre los aciertos que me agradan más de esta traducción es la solución simple y práctica de estos dos casos. En inglés, al igual que lo que sucede con Donna, se acentúa más el carácter de Andrea mediante su sarcasmo; la frase “it’s not brain surgery” es bastante mesurada de tono, pero revela que Andrea no le da mucha importancia a resultar ser la mejor tiradora del grupo, puesto que, haciendo una burda traducción literal, “ni que fuera una cirugía de cerebro”. Me parece buena solución obviar el sarcasmo, ya que en español sonaría algo recargado o forzado, y de esta forma se lee muy bien.

Deróvilus: En efecto, además se evita una traducción literal. Simple, sencilla, al grano.

La otra solución afortunada es el parco “bien dicho” de Carol en el panel que cierra una breve discusión entre Lori y Donna.  En el original es “Good one”, reconociendo lo acertado de un argumento de Lori para que Donna cerrara el pico. También es una buena solución porque sin equívocos, usando una expresión simple y familiar en el español, se logra comunicar la idea.  

Prufrock: Creo que coincidimos en que, en general, el trabajo de traducción de Carlos Fernando Rivera Gómez es bastante bueno. Hay varias páginas en que la lectura fluye con mucha naturalidad, con apenas una elección de palabras o frases que causen extrañeza, o incluso sin ellas. Comparándolo con otras traducciones que pronto vamos a comentar aquí en House of Ñ, su blog traducomiquero de confianza, puedo decir que deja muy bien parado al lanzamiento de Kamite.

Deróvilus: Y nos deja a nosotros, ávidos lectores de cómics (y a ustedes también, queridos lectores discernientes) con ganas de seguir adquiriendo The Walking Dead a sabiendas de que nuestros pesitos están bien invertidos.


¿Estás de acuerdo, no estás de acuerdo? Déjanos tus comentarios.